Como implementar con éxito la facturación electrónica en tu empresa

facturacion_electronicaHoy la facturación electrónica es una realidad a la que se ven obligadas a sumarse una importante cantidad de empresas medianas y pequeñas de nuestro país. Sin embargo no sólo basta con cumplir con las exigencias tecnológicas de la legislación para lograr una exitosa implementación.

Por ello, es necesario que las empresas que deban adoptar este nuevo sistema tributario puedan identificar los aspectos importantes, para evitar que el proceso de implementación se convierta en algo tortuoso y complicado.

Lo importante es tener en cuenta que la factura electrónica es un beneficio real, que transforma un proceso ya obsoleto en el que se veía involucrada una alta carga manual que era muy improductiva. Con la nueva plataforma tributaria, esta necesidad de facturación se enmarca en una nueva dirección financiera que tiene acceso a la información en tiempo real sobre las cuentas por cobrar y pagar.

Más allá de un cambio técnico
Para que este proceso de implementación pueda alcanzar el éxito, es importante que la solución informática escogida (propia o contratada a un proveedor externo) permita la visibilidad del estado de las facturas electrónicas. El flujo de intercambio presente en esta modalidad requiere que se pueda acceder de forma fácil y expedita al amplio conjunto de soluciones con las que la plataforma cuenta.

Además, es importante contar con una conexión directa con los socios, garantizando el resguardo de la información y la confidencialidad de los datos de cada transacción que se ven involucrados en estos procesos.

Paralelo a esto, la solución informática escogida debe permitir un seguimiento completo y el control de los datos intercambiados. Con ello, la eficacia de la comunicación y la relación con los terceros se ve incrementada con esta nueva forma de facturar.

Como se ve, la implementación de la factura electrónica no tiene que ver con la aplicación de un cambio técnico, sino que es un desarrollo informático que exige a las empresas adaptarse y conocer a cabalidad los beneficios a los se les puede sacar provecho.

Campo de acción de un ingeniero industrial

ingeniero industrialHoy cada vez son más las organizaciones que apuestan por los servicios de  un ingeniero industrial. Ya que son los indicados para la gestión de productividad y la mejora de la calidad para así sobrevivir en una mercado competitivo.

Un profesional licenciado en ingeniería industrial es el único capacitado del área para ser especialista en la productividad y mejora de calidad. Su objetivo principal es crear procedimientos de ejecución cada vez mejor, además de buscar e incrementar la competitividad durante el proyecto de planificación de una empresa, y es por esto que la carrera de ingeniería industrial es definida en cuatro palabras; optimización, producción, además del manejo de los recursos escasos (el tiempo, el dinero y las personas).

Estos ingenieros deben tener conocimientos óptimos tanto en matemática, física y ciencias sociales, ya que se encargan de transformar los recursos en bienes o servicios con un valor agregado. Son quienes intervienen en el desarrollo, mejora y evaluación de sistemas y procesos de una empresa.

Las vías por las cuales el ingeniero optimiza los procesos son:

  • Mejorando el servicio al cliente y la calidad del producto.

  • Mediante la práctica de hacer negocios más eficientes y rentables.

  • Efectuando una minimización de costos, mediante la implementación de nuevas tecnologías.

En general,  la versatilidad del ingeniero industrial lo motiva a adaptarse  fácilmente a cualquier medio empresarial. Sin embargo,  muchas personas desconocen todo el campo de acción que poseen pues siempre piensan que solo se ocupa de la producción, pero su campo de acción abarca las industrias de servicios, dado que el profesional es un agente optimizador de procesos.

Y en estricto rigor, la labor de un ingeniero industrial consiste en tener personas a cargo dentro de una empresa u organización, también está capacitado para liderar en los campos de gerencia en todo tipo de procesos industriales, para mejorar los procesos productivos de una empresa, solucionando los “cuellos de botella” que se generan en las organizaciones.

Además este profesional se encarga de planificar, organizar, dirigir y controlar cualquier tipo de organización, diseñando estrategias eficaces de solución en las áreas de producción y servicios. Utiliza tecnologías y sistemas de información para la correcta gestión empresarial que conlleva toda la logística, marketing, finanzas, administración, economía, y operaciones.

El ingeniero industrial puede trabajar como gerente general, analista de costos, jefe de planta, supervisor de producción, jefe de logística, analista de procesos o jefe de distribución. Asimismo dentro de las pymes puede cumplir un rol muy importante como optimizador del proceso  de producción, y un ejemplo claro de ello sería en una empresa de zapatos, donde este profesional ayudaría a tener un proceso estandarizado.

 

Los diversos tipos de etiquetas para productos

etiqueta informativa

Las etiquetas en los productos pueden sacarnos de muchos apuros. Y es que una etiqueta clara puede resolver todas las dudas que tenemos sobre cierto elemento que queremos adquirir. Las empresas están obligadas a implementarlas en sus productos e incluso cuentan con dispensadores de etiquetas para su implementación. Y es que si bien hay distintos tipos de etiquetado, éstos pueden dividirse en dos grandes categorías, que son las etiquetas persuasivas y las informativas. Las primeras están ligadas a todo lo que es la marca el logotipo e información promocional de un determinado producto, mientras que las segundas, se distinguen para cuando hay que identificar, explicar y/o añadir un instructivo y cuidados sobre un producto.

A continuación veremos los tipos de etiquetas más comunes.

  • Etiquetas descriptivas o informativas: Este tipo de etiquetas son ideales para una gran variedad de productos, ya sea en el ámbito alimenticio, médico, electrónicos, etc. Brinda información que es muy útil para el cliente como por ejemplo, el nombre, la marca, los ingredientes, las recomendaciones de su uso, sus componentes, las precauciones, las contraindicaciones, fechas de elaboración y vencimiento, procedencia, fabricante, entre otras. Habitualmente cumplen con las normas o regulaciones que tiene cada industria o sector de un determinado país.

  • Etiquetas promocionales: Este tipo de etiquetas son para promociones específicas por evento. Es decir que este tipo de etiquetas se utilizan para captar la atención del público con diseños llamativos y frases promocionales que capten la atención de los potenciales consumidores.

  • Branding Marca: Este tipo de etiquetas son las que incluyen el nombre o la marca, que son ideales para ir adheridas al producto mismo, resaltando aspectos positivos y que en muchas oportunidades van de la mano con las etiquetas informativas.

  • Identificación: Estas son ideales para los productos de importación que requieren un bajo costo de etiquetado y precisan de información relevante de la procedencia, instrucciones en el idioma, identificación de lotes, etc.

  • Seguridad: Estas etiquetas sirven para identificar la violación de un producto, junto con reducir la piratería.

  • Etiquetas de mangas: Este tipo de etiquetas son extensibles elaboradas con polietileno. Fáciles de aplicar sin adhesivos ni calor y permiten que la impresión esté presente al 100% alrededor del envase. Es frecuente verlas en envases con capacidad de medio galón, un galón o cantidades superiores, así como envases con formas ovaladas y rectangulares. Son muy comunes de encontrar en envases de jugos, aguas y bebidas carbonatadas. Cuentan con formulaciones especiales de tinta y barnices para así resguardar la impresión y la etiqueta de los efectos de sustancias químicas como por ejemplo, el hipoclorito de sodio.