Conoce la nueva ley de factura electrónica

Una factura electrónica es un documento emitido por el Servicio de Impuestos Internos que funciona como medio de respaldo de las operaciones comerciales entre contribuyentes y que reemplaza a la factura tradicional en papel.

El 1 de agosto de 2016 venció el plazo para que las pequeñas y medianas empresas urbanas se sumaran al sistema de facturación electrónica. ¿Qué significa eso?, que de acuerdo a la Ley 20.727 es obligatorio el uso de la factura electrónica, junto a otros documentos tributarios electrónicos como liquidación factura, notas de débito y crédito y factura de compra.

En el caso de las pequeñas y medianas empresas rurales, este plazo se cierra el 1 de febrero de 2017.

¿Cuáles son las pequeñas y medianas empresas? Todas aquellas con ingresos mayores a 2.400 UF y menores a 100.000 UF.

Los plazos que tienen las compañías para adoptar este cambio dependen de sus ingresos anuales por ventas y servicios; y de su ubicación, por ejemplo, si esta corresponde a una zona urbana o rural. De hecho, las grandes empresas – aquellas con ingresos anuales por ventas y servicios en el último año calendario que superen las 100.000 UF – ya tienen implementada la factura electrónica desde el 1 de noviembre de 2014.

En tanto, las microempresas – con ingresos anuales por ventas y servicios en el último año calendario menores a 2400 UF- tienen plazo hasta el 1 de febrero de 2017, en el caso de las urbanas, y el 1 de febrero de 2018, si son rurales.

Las excepciones

La Ley 20.727 considera algunas situaciones donde se libera de la obligatoriedad de implementar la factura electrónica. Estas son:

– Estar sin cobertura de internet
– No poseer acceso a la energía eléctrica
– Ser decretado como zona de catástrofe (Ley 16.282)
– Casos especiales autorizados por resolución fundada del SII

En qué se beneficia mi empresa al implementar la factura electrónica

empresa_facturaelectronicaEl uso de factura electrónica ya es una realidad en nuestro país, y desde agosto de 2016 las pymes y empresas de mayor tamaño deben utilizarla de manera obligada, esto según las disposiciones del Servicio de Impuestos Internos, que busca eliminar los trámites realizados en papel en su mayoría antes de 2018.

La base para este salto tecnológico se encuentra en la ley número 20.727, la que entró en vigencia durante el 2014 y que da origen a la normativa que rige este nuevo sistema.

Desde entonces, se estipula que aquellas empresas que hayan obtenido ingresos por ventas o servicios mayores que 2.400 UF y menores o iguales a un tope de 100.000 UF deben adoptar este nuevo formato de facturación. ¿Pero cuáles son los beneficios para quienes se cambian a la factura electrónica?

Optimización y agilización de trámites
El propio Servicio de Impuestos Internos detalla en su sitio web las principales ventajas:

– Posibilidad de verificar en línea la validez de los documentos tributarios electrónicos.

– Ahorro de los costos de impresión de talonarios y formularios, lo que va acompañado de menos costos de despacho y almacenamiento de documentos.

– Disminución del uso de timbres físicos de documentos, lo que representa un ahorro de tiempo, costos de traslado y espera.

– Se elimina el riesgo de pérdida de documentos, ya que estos quedan ingresados, indexados y visibles en todo momento en el nuevo sistema.

Desde el punto de vista de la eficacia y optimización de recursos para la eficiencia, la factura electrónica también entrega una gran ayuda a los contribuyentes de una serie de obligaciones que requerían tiempo y logística involucrados.

Los contribuyentes que pronto deban cambiarse a la factura electrónica, podrán vivir de cerca las ventajas y cambios que la nueva plataforma del Servicio de Impuestos Internos involucra. Una nueva realidad que ya está en nuestro país y que las pymes y emprendedores chilenos están conociendo.

 

 

El impacto de la factura electrónica en las Pymes

pymes_facturaCambiarse del antiguo sistema de facturación a factura electrónica significa todo un nuevo mundo, especialmente para las empresas que llevan años de servicios.  En el caso de las Pymes, una de las grandes ventajas de cambiarse al modelo electrónico, es percibir de forma instantánea todo el proceso, ya que no es preciso esperar mucho tiempo para vislumbrar los ahorros y mejoras que representa esta nueva tecnología para tu empresa.

Ahorro de tiempo

En otras palabras, al contar con un servicio de factura electrónica , una empresa puede ahorrarse un 80% en el proceso de elaboración y envío de facturas impresas. Asimismo gracias a esta nueva tecnología las Pymes pueden eliminar casi por completo el uso de servicios de mensajería para hacer llegar las facturas a sus clientes, porque con este mecanismo es posible  enviarlas a la cuenta de correo electrónico de su cliente sin ningún costo (ni para la empresa ni para el cliente)

El tiempo es otro de los beneficios de las facturas electrónicas, pues las facturas llegan en solo minutos; no como hace décadas, cuando se corrían los riesgos de que no llegara a tiempo, o incluso de que se perdieran en el camino.

Agilidad en los procesos

Al contar con esta tecnología la relación con el cliente es mejor, pues la rapidez del proceso hace que todo se más eficiente, al contrario de lo que sucedía antes donde los proveedores se demoraban mucho tiempo en emitir una factura, lo que evidentemente dificultaba el proceso contable de la otra empresa, desordenando los flujos presupuestarios, lo que originaba tensión entre ambas partes.

Ahora ya lo sabes, no puedes quedarte en el pasado, ni menos atrás de los otros negocios del rubro, pues gracias a la facturación en línea podrás saltarte muchos obstáculos, entregar un mensaje de modernización a tus clientes y proveedores, además de agilizar tu negocio.

Los avances de la facturación electrónica en Chile

En 2014, la ley nº 20.727 comenzó paulatinamente a traspasar las gestiones empresariales de las compañías en Chile a la facturación electrónica. En un primer paso fueron las grandes organizaciones, luego las pymes, hasta llegar a un cien por ciento de operatividad en 2018, según indicaciones del Servicio de Impuestos Internos.

Lo cierto es que la modernización de este proceso trae múltiples beneficios. El propio SII dispone de una plataforma gratuita e intuitiva para la facturación de las empresas. También, cada vez surgen nuevos software de pago aún más eficiente para brindar un amplio abanico de soluciones a los empresarios.

En definitiva, estas plataformas digitales permiten generar facturas, notas de crédito, guías de despacho, entre otros documentos de utilidad en la administración de una compañía. La correcta implementación se asocia a reducción de costos, agilización y seguridad en la rendición de cuentas.

 

Procesos y características de la facturación electrónica

FacturaElectronica

La factura electrónica vino a cambiar la forma en que las empresas operan en la actualidad. Esta consiste en la evolución de la antigua factura en papel, pero ahora en un soporte electrónico. Una factura electrónica es un documento tributario que reemplaza al documento físico y que posee el mismo valor legal.

Lo que contiene este documento es la información requerida por la ley para cualquier factura y se puede transmitir entre un emisor y un receptor, mediante medios telemáticos, es decir, de un computador a otro. Por esto y más es que una factura electrónica representa un ahorro de costos enorme.

Una factura electrónica además debe poseer ciertas características que aseguren la autenticidad de su origen y la integridad de su contenido. Para ello, por lo general se ocupa la firma digital con certificados reconocidos.

¿Cuál es el proceso de la facturación electrónica?

Hay algunos pasos que hay que seguir para hacer efectiva la factura electrónica. En primer lugar se debe adquirir o desarrollar un software para emitir los documentos tributarios electrónicos. Una vez hecho esto, hay que instalar el certificado digital, que lo hace el representante legal.

Una vez realizado estas acciones previas, el Servicio de Impuestos Internos valida la postulación  e inscribe al contribuyente en un proceso de certificación. Por último, aprobada la certificación, el SII emite una resolución de autorización para ser un emisor electrónico.

Cabe recalcar que la facturación electrónica ahora es obligatoria para las empresas por lo que es bueno instruir a la gente para que sepa todo acerca de esta nueva modalidad. Las finanzas son la parte más esencial de cualquier negocio, y por lo mismo es bueno ir modernizándose en cuanto a los métodos, para también hacerlo mucho más ordenado.

Facturación electrónica: conoce los beneficios para las empresas

factura_electronica El 1 de noviembre del presente año entró en vigencia la ley que obliga a las empresas, cuya facturación sea superior a las 100 mil Unidades de Fomento (2.340 millones de pesos, aproximadamente), a utilizar el método de facturación electrónica en sus transacciones.

Este es un procedimiento que ha tenido bastante éxito producto de la masificación en el uso y aplicación de diversas tecnologías para la administración de negocios.

Producto de la comodidad y fácil acceso a Internet, la utilización de diversas herramientas tecnológicas, en línea y software, han permitido que los procesos administrativos de las empresas se agilicen y ordenen. Dejar de lado el papel no sólo es beneficioso para el medio ambiente sino que también implica un ahorro para la organización en materia de tiempo y dinero.

Respecto a la Ley Nº 20.727, que exige la facturación electrónica a grandes empresas, ésta también contempla excepciones para esas organizaciones que presenten algún tipo de dificultad para implementar este método. Las razones para excusarse de cumplir esta norma son: carecer de cobertura de datos móviles o fijos, o no tener acceso a energía eléctrica; o de contribuyentes ubicados en lugares decretados como zonas de catástrofe.

Una dificultad que algunas empresas pueden encontrar para poner en práctica esta medida puede ser el acceso a un sistema de facturación electrónica confiable. Respondiendo a esta problemática es que el Servicio de Impuestos Internos, SII, tiene disponible en su sitio web una aplicación gratuita para emitir Documentos Tributarios Electrónicos.

Beneficios de un software de facturación electrónica

Como lo mencionamos anteriormente, uno de los beneficios que conllevan las facturas electrónicas es reducir la contaminación producto de los desechos de papel. Pero a ello se suman ventajas más directas para la empresa, sobre todo en aspectos como la economía y tiempos dedicados a la administración del negocio.

Esta norma es obligatoria para grandes empresas, y precisamente al tratarse de organizaciones que mueven grandes cantidades, el ahorro es importante sumado a la optimización de los procesos y tiempos de facturación y recepción de documentos.

Todos estos beneficios implican que la empresa destine ese tiempo a otras tareas como mejorar la productividad y su capacidad de competencia en el mercado. Otros beneficios a destacar de la factura electrónica son:

  • La eliminación del timbraje de facturas en oficinas del SII.
  • Adiós al almacenamiento físico de los documentos disminuyendo el riesgo de pérdida de documentos.
  • Se difiere el pago del IVA, del día 12 al 20 de cada mes, al pagar por Internet.

Si bien de momento la ley sólo obliga a las grandes empresas a sumarse a la factura electrónica, de forma paulatina deberán sumarse las pequeñas y medianas, en agosto de 2016; y las micro-empresas, desde febrero de 2017.