4 tips para que su empresa no sufra con la mudanza de oficina

mudanza_oficinasUn cambio de oficina no solo debe ser debido a la falta de espacio, algunas empresas toman esta decisión con el objetivo de cambiar de aires y motivar a sus empleados que han estado pro años en un mismo lugar.

De todos modos, sin importar la razón, los cambios muchas veces traen de la mano el caos. Sobre todo cuando además de cargar con los recuerdos, se debe cargar con la acumulación de objetos y papeleo de décadas de trabajo.

Por esta razón, el principal consejo para una mudanza de oficina es deshacerse de lo que ya no se ocupa o sencillamente no sirve. En esta parte hay que tener la mente fría y dejar de lado el “podría servirnos para…” o el “pero esto es una reliquia del sistema”. Si la utilidad obvia de ciertos objetos no llega de inmediato a la mente, no sirve.

Reutilizar o no. En cuestión de muebles no siempre la mejor opción es quedarse con lo viejo, si la idea del cambio es renovar el ambiente lo más conveniente es quedarse sólo con lo que esté en optimas condiciones, lo demás se puede vender y de paso sirve para recuperar parte de lo invertido en la nueva oficina.

Planificar. Una decisión tan importante no debe tomarse a la ligera, está demás decir que hay que cotizar lugares y quedarse con la que mejor se adapte a las necesidades de la empresa.

Asegurar servicios. Uno de los principales problemas de adaptación a un nuevo lugar de trabajo es la inestabilidad o carencia de servicios básicos para el funcionamiento, tales como el teléfono e Internet. Por lo mismo, antes del cambio se deben dejar funcionando estos servicios.

Cadena de comunicación. Así como se debe mantener al tanto a los trabajadores, de este cambio, es igual de necesario que la nueva dirección sea notificada oportunamente a los clientes y proveedores. Esto se debe comunicar con bastante anticipación y lo más claro posible, si es necesario se puede adjuntar un mapa con indicaciones de cómo llegar a la nueva oficina.